JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

miércoles, 31 de diciembre de 2008

2009



Que en este Nuevo Año tengamos a Jesús como confidente, que Él sea nuestro mejor Amigo, confiemos en Su Misericordia y, por sobre todo, que sea el Señor de nuestra nueva vida. Amén.
Dios bendiga nuestro caminar en 2009!

viernes, 1 de agosto de 2008

POR LA VIDA

La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es beatitud, saboréala,
La vida es un sueño, hazlo realidad.
La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un deber, cúmplelo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es amor, gózala.
La vida es un misterio, devélalo.
La vida es promesa, cúmplela.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es un combate, acéptalo.
La vida es una tragedia, domínala.
La vida es una aventura, afróntala.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es vida, defíendela.

Madre Teresa de Calcuta.

jueves, 31 de julio de 2008

Credo de la Iglesia Católica

Creo en un solo Dios Padre Todopoderoso
Creador del Cielo y de la Tierra,
de todo lo visible e invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre
por Quien todo fue hecho,
que por nosotros los hombres
y por nuestra salvación
bajó del Cielo
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María la Virgen
y se hizo Hombre,
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempo de Poncio Pilatos,
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día según las Escrituras,
y subió al Cielo
y está sentado a la derecha del Padre
y de nuevo vendrá con Gloria
para juzgar a vivos y muertos
y su Reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo,
Señor y Dador de Vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y Gloria,
y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia que es una,
santa, católica y apostólica,
confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados,
espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro
Amén

el sueño

Una vez soñé que hacía muñequitos de macilla y soplándolos tenían vida.

Eran muchos hombrecitos y mujeres pequeñitas, de distintos colores, a los cuales me había parecido gracioso hacerlos diferentes, aunque parecidos. Unos altos, otros bajitos, con nariz pequeña, con gran nariz...

A mí me gustaban tanto!! Me quedaba extasiada mírándolos moverse, yendo de aquí para allá...ellos disfrutaban de todo el ambiente que les había preparado. De todas formas, yo estaba pendiente de cada uno de ellos, y los quería a todos por igual, porque como yo los había hecho, sabía perfectamente cómo y con qué amor había sido.

De golpe comencé a ver que algunos se peleaban, se alejaban, se armaban bandos, discutían...y yo trataba de que me escucharan, que me vieran, yo estaba allí mirándolos a todos y ellos no me escuchaban, quería que entendieran que tenían que ayudarse y no atacarse entre sí...pero no me sentían, no se daban cuenta de que yo existía. Salvo uno o dos, que parecía que me miraban, los demás estaban preocupados por enfrentarse con los demás. De golpe desperté del sueño, y me quedé pensando...

Si yo, humana y falible, con miles de defectos, sentía tanto amor por esas figuras de macilla, qué sentirá Dios Padre, Todopoderoso, con Amor Perfecto, por cada uno de nosotros? Si yo en mi humanidad, quería que todos se quisieran y ayudaran, más Dios Padre que es el Sumo Bien lo quiere para nosotros!

Ellos no me reconocían ni veían ni escuchaban ni llamaban para que los ayudara, como nosotros muchas veces no lo hacemos con nuestro Creador, nuestro Papá...

miércoles, 30 de julio de 2008

Hoy

Entre neblina y tropiezos,
con los pies cansados,
con sed y frío,
camino hoy.


De tu Luz y Llanuras,
tus finas pasturas,
tu Agua y tu Fuego,
te pido Señor...

Amén

lunes, 28 de julio de 2008

Qué difícil...

Qué fácil me es imaginarte, Jesús!
Sentado, rodeado de tus discípulos, transmitiéndoles la Verdad;
caminando con ellos entre el gentío que acudía a escucharte;
con tu Madre, en la casa de Nazareth, cuando Niño;
frente a los Sumos Sacerdotes, callado, sin defenderte;
con Poncio Pilatos, a punto de ser condenado;
camino al Calvario, con la Cruz a cuestas;
clavado en Ella, mirándonos a todos desde lo profundo de tus ojos;
pero...
...qué difícil
verte en la cara del que está conmigo a diario,
del que me molesta,
del que no me comprende,
del que me ataca,
del que me lastima,
del que me traiciona,
del que me humilla,
del que me abandona,
del que no piensa como yo...

Enséñame, Jesús, a mirar con Tus ojos.
A descubrirte en mis hermanos.
A perdonar.
A amar con tu Corazón.

Que no me sea difícil
servirte en los demás,
apreciarlo todo como venido de tu Mano!
Amén

viernes, 25 de julio de 2008

"y María guardaba todas estas cosas en su corazón"


Madre, enséñanos a ser humildes como Vos,
así de callados, así de sencillos.
Ayúdanos a guardar las cosas en nuestro corazón.
Donde sólo nosotros y el Señor lo sepamos.
Donde no llega la polilla.


Danos la gracia de estar siempre serenos
aún en las contrariedades. En los dolores.
En las alegrías. En paz y bien.
Amén.

miércoles, 23 de julio de 2008

Lluvia (una carta de amor a mi Señor)

Cuántas veces habrás estado bajo la lluvia, mi Jesús.
Cuántas veces habrá mojado tus cabellos, y tus benditos pies...

Te imagino sonriendo, alabando a tu Abbá por esa bendición para la tierra,
caminando tranquilo, disfrutando de la Hermana Agua de Francisco!

Mi Jesús.

Y en la tormenta...un gesto de Tu brazo hizo cesar los truenos y el viento...

Cuantas veces yo me quejo por una gota que cae en mi rostro, y corro a cobijarme bajo el primer alero! Así también, en cada pequeña contrariedad, me quejo.

Y en mis tormentas, como tus Apóstoles, también clamo a Vos, mi Jesús.

Y siempre Estás ahí. Y yo te amo. Y te doy gracias, por la paz que vuelve a mi corazón, porque Sos la Calma, y el Bien.

Todos en Vos


Señor, Señor, Señor! Llevanos a todos en Vos! Uno solo es tu Nombre, una sola tu Madre, el mismo Santo Espíritu, el único Padre...

Qué grande el rebaño, qué dispersas tus ovejas!

Danos la fuerza para reunirnos, Jesús, danos valentía para crecer, danos humildad para aceptarnos, danos sabiduría para verte en el hermano.

Que ya no nos importe de dónde venimos, sólo adónde vamos! "Adónde, Señor, iremos?" A Vos, Señor, llevanos!

Con tu Espíritu Santo marchamos, bajo el manto de Tu Madre caminamos.
Guianos, Jesús.
Amén

lunes, 21 de julio de 2008

A Dios Creador

Dios Creador, Padre de todos nosotros, de los que te buscamos y los que te olvidan, de los que te creemos y de los que dudan, de los fieles y de los no tanto, de los que seguimos a tu Hijo y de los que lo niegan, de los felices y los infelices, de los que ríen y de los que lloran, de los ricos y los pobres, los blancos y los negros, los católicos y los judíos, los mahometanos y los krishna, de todos, Padre, sos nuestro Papá.

A Vos, tantas veces incomprendido, juzgado, abandonado, cuestionado, negado, quiero gritar que te alabo y te bendigo por tanto Amor por mí, por nosotros. Por habernos dado a Jesús, tu Hijo Amadísimo, por enviarnos al Espíritu Santo consolador, por María, nuestra Madre del Cielo que nos acompaña...por todo gracias, Papá Dios, gracias por todo lo que permitís y lo que no permitís por nuestro bien.

Amén!

GRACIAS POR TODO

Gracias por todo Madre,
todo te lo agradezco de corazón,
y quiero atarme a ti
con un amor entrañable.
¡Qué hubiese sido de nosotros
sin ti, sin tu cuidado maternal!

Gracias porque nos salvaste
en grandes necesidades;
gracias porque con amor fiel
nos encadenaste a ti.
Quiero ofrecerte eterna gratitud
y consagrarme a ti con indiviso amor.
Amén.

viernes, 18 de julio de 2008

AMAR AL PADRE

Como el pez no puede vivir fuera del agua ni el pájaro sin el aire, así tampoco nosotros podemos vivir sin Dios, sin el Dios personal, sin el Dios del amor misericordioso.

jueves, 17 de julio de 2008

CORAZÓN ABIERTO

Mañana en la mañana abriré tu corazón, -le explicó el cirujano a un niño-.
Y el niño interrumpió: encontrará allí a Jesús?

El cirujano se quedó mirándolo y continuó: Cortaré una pared de tu corazón, encontrara a Jesús ahí?? -volvió a interrumpir el niño.

El cirujano se volvió a los padres del niño, quienes estaban sentados tranquilamente.

Cuando haya visto el daño que hay allí, planearemos lo que sigue, ya con tu corazón abierto.

Pero, usted encontrará a Jesús en mi corazón?, mi padre dice que vive allí.

El cirujano pensó que era suficiente y le explicó: Te diré qué encontraré en tu corazón: Encontraré músculos dañados, baja respuesta de glóbulos y debilidad en las paredes y vasos. Una vez que te haya abierto y visto tu corazón, me daré cuenta si te podemos ayudar o no.

Pero encontraré a Jesús ahí también? Es su hogar , el vive allí, siempre está con migo.

El cirujano no toleró más los insistentes comentarios y se fue.

En seguida se sentó en su oficina y procedió a grabar sus estudios previos a la cirugía: Aorta dañada, vena pulmonar deteriorada, degeneración muscular cardíaca masiva. Sin posibilidades de transplante, dificilmente curable. Terapia: Analgésicos y reposo absoluto. Pronóstico: tomó una pausa y en tono triste dijo: muerte dentro del primer año.

Entonces detuvo la grabadora. Pero tengo algo más que decir: Por qué?? -preguntó en voz alta-, Por qué le hiciste esto a él?

Tú lo pusiste aquí tú lo pusiste en este dolor y lo has sentenciado a una muerte temprana. Porué?

De pronto Dios le contestó:

El niño, mi oveja ya no pertenece a tu rebaño porque él es parte del mío y con migo estará toda la eternidad. Aquí en el cielo, en mi rebaño sagrado, ya no tendrá ningún dolor, será confortado de una manera inimaginable para ti para cualquiera. Sus padres un día se reunirán con él, conocerán la paz y la armonía juntos, en mi reino y mi rebaño sagrado continuará creciendo.

El cirujano comenzó a llorar terriblemente, pero sintió aun más rencor. no entendía las razones. Y replicó: Tú creaste a ese muchacho y también su corazón, para que? para que muera dentro de unos meses??

-El Señor le respondió: Porque es tiempo de que regrese a su rebaño. Su tarea en la tierra ya la cumplió.
Hace algunos años envié a una oveja mía con dones de doctor para que ayudara a sus hermanos, pero con tanta ciencia se olvidó de su creador.Así que envié a mi otra oveja, el niño enfermo, no para perderlo sino para que regresara a mi aquella oveja perdida hace tanto tiempo.

El cirujano lloró y lloró inconsolablemente.

Días después, luego de practicar la cirugía, el doctor se sentó a un lado de la cama del niño, mientras mientras que sus padres lo hicieron frente al medico.

El niño despertó y murmurando rápidamente preguntó:

- Abrió mi corazón?-

- Si, -dijo el cirujano-

- Que encontró -preguntó el niño-

- Tenías razón, encontré allí a Jesús.


-

lunes, 14 de julio de 2008

CREO EN TI (gracias,Susana, querida hermana en Cristo)

CREO EN TI

Señor, Tu siempre me has dado
la fuerza necesaria,
y, aunque débil,
Creo en Ti.


Señor, Tu siempre me has dado
la paz de cada día,
y, aunque angustiado,
Creo en Ti.

Señor, Tu siempre me has guardado
en la prueba,
y, aunque estoy en ella
Creo en Ti.

Señor, Tu siempre has alumbrado
mis tinieblas,
y, aunque no tengo luz,
Creo en Ti.

viernes, 11 de julio de 2008

Dócil al Espíritu Santo

Cuántas veces sentimos mociones dentro de nuestro corazón...que dejamos pasar, creyéndolas nuestra invención!

Es la Voz del Señor que nos habla, que nos dice que alguien espera nuestras palabras, nuestra presencia, nuestra intercesión. Lo comprobamos cuando, dóciles al Espíritu Santo, accedemos a hacer "eso" que sentimos, sin juzgar por nuestra razón.

Ese es el momento justo, ese y no otro. Y descubrimos con alegría que sí, que era el Maestro llamando a nuestra puerta, para darnos un poco más de su inmenso Amor para que lo repartiéramos a quien Él sabe bien que lo estaba necesitando!

Gloria te doy, Señor, por aquellos que pones en mi camino cada día para transmitirme tus palabras de aliento y consuelo, y Tu Palabra de Vida Eterna.

Por ellos, por los dóciles a tu Santo Espíritu, oro hoy: dales tus mejores bendiciones, colmalos de tu Presencia Santa en sí mismo y su entorno, regalales alegría y esperanza, a todos. Te lo pido en Tu Nombre, Jesús.
Amén (y gracias, gracias, gracias a todos por estar ahí, junto a mí)

jueves, 3 de julio de 2008

Dulce Madre nuestra

María. Madre de Dios. Madre nuestra. De Jesús. Tuya. Mía. Nuestra Mamá!! La más Bendita de todas las mujeres, la que llevó al Salvador en su Seno virginal, la Radiante, la Excelsa, la Purísima...Quien nos acompaña en nuestro caminar, a Quien le debemos la máxima veneración.
María, Mamita del Cielo, a Vos recurrimos en nuestras tareas diarias, para que nos guíes, nos consueles, nos lleves de Tu mano. Siempre son hermosas tus mociones, María. Siempre Estás ahí, para nosotros. Aunque no nos demos cuenta. Estás, Amante Madre, con Tus bellos ojos fijos en cada hijito tuyo. Para llevarnos a Cristo, para hacer cada día un nuevo amanecer de esperanza.

Gracias, Madre. Gracias, Mamá.

Regalémosle aquello que tanto le gusta: el rezo del Santo Rosario, acompañados de nuestro buen Ángel Guardián, cada noche. Ella sabe muy bien recompensarlo, cubriéndonos con Su Manto y preservándonos de las artimañas del maligno.
Bendita seas, María!!

martes, 1 de julio de 2008

ESCUDO DE SAN PATRICIO

Me envuelvo hoy día y ato a mi una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas, la confesión en la unidad de Creador del Universo.
Me envuelvo hoy día y ato a mi la fuerza del Cristo con su Bautismo, la fuerza de su crucifixión y entierro, la fuerza de su resurrección y ascensión, la fuerza de su regreso para el Juicio de Eternidad.
Me envuelvo hoy día y ato a mi la fuerza del amor de los querubines, la obediencia de los ángeles, el servicio de los arcángeles, la esperanza de la resurrección para el premio, las oraciones de los patriarcas, las profecías de los profetas, las predicaciones de los apóstoles,
la fe de los mártires, la inocencia de las santas vírgenes y las buenas obras de los confesores.
Me envuelvo hoy día y ato a mi el poder del Cielo, la luz del sol, el brillo de la luna, el resplandor del fuego, la velocidad del rayo, la rapidez del viento, la profundidad del mar, la firmeza de la tierra, la solidez de la roca.
Me envuelvo hoy día y ato a mi la fuerza de DIOS para orientarme, el poder de DIOS para sostenerme, la sabiduría de DIOS para guiarme, el ojo de DIOS para prevenirme, el oído de DIOS para escucharme, la palabra de DIOS para apoyarme, la mano de DIOS para defenderme, el camino de DIOS para recibir mis pasos, el escudo de DIOS para protegerme, los ejércitos de DIOS para darme seguridad
contra las trampas de los demonios
contra las tentaciones de los vicios
contra las inclinaciones de la naturaleza
contra todos aquellos que desean el mal de lejos y de cerca, estando yo solo o en la multitud.
Convoco hoy día a todas esas fuerzas poderosas, que están entre mi y esos males,
contra las encantaciones de los falsos profetas,
contra las leyes negras del paganismo,
contra las leyes falsas de los herejes,
contra la astucia de la idolatría,
contra los conjuros de brujas, brujos y magos
contra la curiosidad que daña el cuerpo y el alma del hombre.
Invoco a Cristo que me proteja hoy día del veneno, el incendio, el ahogo, las heridas, para que pueda alcanzar yo abundancia de premio.
Cristo conmigo, Cristo delante de mi, Cristo detrás de mi, Cristo en mi, Cristo bajo mi, Cristo sobre mi, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo alrededor de mi. Cristo en la anchura, Cristo en la longitud, Cristo en la altura, Cristo en la profundidad de mi corazón. Cristo en el corazón y la mente de todos los hombres que piensan en mi, Cristo en la boca de todos los que hablan de mi, Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me escucha.
Me envuelvo hoy día en una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas, la confesión de la unidad del Creador del Universo.
Del Señor es la salvación, del Señor es la salvación, De Cristo es la salvación.
Tu salvación Señor esté siempre con nosotros.
Amén

ORACION EXORCISTA DE SAN BENITO

La Santa Cruz sea mi Luz
no sea el demonio mi guía
retírate satanás
no me aconsejes cosas vanas
son malas las cosas que brindas
bebe tú ese veneno.

ORACION A SAN MIGUEL ARCÁNGEL (compuesta por Su Santidad León XIII, como exorcismo para la protección de la Iglesia)

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, te pedimos suplicantes. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con el Divino Poder a satanás y a todos los espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas.
Amén.

CreerLe

Cómo creerán en Aquel a quien no conocen?
Cómo seguirán a Aquel de quien no han escuchado?
Cómo creerán en Sus promesas, si no saben Qué prometió?
Cómo llevar a Jesús, si nadie predica?

Muchas palabras se escuchan, mucha técnica en el tercer milenio, muchas falsas esperanzas circundando el mundo de hoy. Pocos que quieran escuchar la Verdad.
La Verdad asusta? El compromiso espanta? Por qué se suponen caminos duros y pruebas heroicas, cuando el Señor nos propone una Vida Plena? Por qué huir de Él cuando lo que Él más quiere es tenernos cerca, en Su mismo Corazón?

El hombre ha preferido un camino incierto, poblado de malezas, donde la cizaña abunda y el trigo es escaso...pocas higueras dan buen fruto y pocos quieren ser sarmientos de la Vid. Lamentable descenso del ser más amado por Dios Padre, hacia los brazos del enemigo, que le propone éxito instantáneo con espejos de colores. Y allá ve en el horizonte un futuro de gloria mundana y pasajera, con status, buen pasar y “calidad de vida”. Pero ciego y sordo, sin querer darse cuenta de hacia dónde se dirige en su alocada carrera a la cima de lo que, en realidad, será un despeñadero inevitable.
El enemigo triunfa cada vez que el hombre presta oídos a sus fantasías teñidas de poder sobre los otros, en feroz escalada hacia la meta. Meta que se disimula como buena, cuando Uno sólo es Bueno, y Ése es Dios.
La perdición de las almas masificadas por el tener es ser, con los logros personales como principal objetivo, es la ocupación de tiempo completo de aquel que se especializa en separarnos del Amor de Dios, nada menos que por no querer la Salvación del hombre a través de Cristo, porque odia al hombre, porque sobre todas las cosas odia a Dios.

Cuándo comprenderá el hombre que va hacia un sin destino, hacia lo más bajo de la Creación, si continúa creyendo las falsas voces que se proponen a su alrededor?
Cuándo aprenderá el hombre a pedir el auxilio del Espíritu Santo para tener luz en sus decisiones, y así ganar la Vida?
Cuándo despertará el hombre para darse cuenta que esta vida no es la meta, que nos espera la Vida definitiva y que esa sí es la verdadera?

Cuánto le cuesta al hombre dejar sus inclinaciones y seguir al Maestro! Supone que seguirLo representa un gran sacrificio imposible de realizar, que los Mandamientos son de otro tiempo, que evolucionar significa crear las propias reglas...
Sí somos Templos del Espíritu Santo! Sí somos co-herederos del Reino de Dios porque Jesús es nuestro Hermano! Nuestro Hermano mayor, el Hijo de Dios Hecho Hombre, que se encarnó de María Virgen Inmaculada para traernos la Buena Noticia de que si creemos en Él tendremos Vida Eterna, el primero en resucitar para ir a prepararnos un lugar en la Casa del Padre!!

Él es Jesús, quien está del otro lado de la puerta de tu corazón, golpeando, y en espera de que le abras para pasar a tu interior, porque ya va llegando la noche y es bueno tenerlo cerca. Quiere que lo conozcas, que sepas cuánto te ama, contarte sus promesas para tu vida, darte la plena felicidad.
No tengas miedo, abre la puerta, déjalo pasar. Nunca te arrepentirás de haber abierto la puerta a Aquel que desde siempre te amó, y siempre te amará, aunque caigas setenta veces siete en la tentación, aunque tú te alejes de Él, Él no se alejará de ti si le crees y lo dejas actuar en tu vida.

Despierta, despierta!! Llegó la hora!! Hoy es el día en que puedes volverte a la Vida, a la verdadera Vida, porque tú también eres un Hijo muy Amado de Dios!!! Él te pensó desde el principio y escribió tu nombre en la palma de Su Mano cuando fuiste creado. Sabías que Él te dio el nombre que tienes, inspirándoselo a quien te lo haya puesto en la tierra? Tu nombre es parte de tus dones, averigua qué significa y te marcará parte de tu camino. Pero hay un Nombre que está sobre todo nombre, ante el cual un día toda rodilla se hincará.
Él te conoce más que nadie, Él te ama más que nadie, Él quiere que habites un día en Su Casa, y nadie puede siquiera imaginar lo que tiene preparado para los que Lo aman!!

Tienes problemas económicos? Preséntaselos al Señor, recuerda la multiplicación de los panes, Él te proveerá y sobrará!!
Tienes problemas familiares? Preséntaselos a la Sagrada Familia, Ellos les enseñarán a ser Familia, y Dios los bendecirá en abundancia!
Tienes problemas laborales? Preséntaselos al Señor, Él te enseñará a trabajar desde la fe, con alegría, con misericordia y justicia. Y te dará el mejor trabajo para ti, el que Él te tiene destinado, donde serás feliz. No olvides que Jesús también supo trabajar, en la carpintería de su papá terreno, el dulce José.
Tienes problemas de salud? Preséntaselos al Señor, Él es el mejor Médico, con Su Sangre lavará tus heridas y las sanará.

“Vengan a Mí los que estén cansados y agobiados, Yo los haré descansar. Y verán que Mi yugo es llevadero, y Mi carga liviana”.

Dale una oportunidad a Jesús. De demostrarte que existe, que está vivo aún hoy, en cuerpo y alma junto a nuestro Padre Dios Creador, actuando en la historia y participando en tu vida, si lo invitas. Tienes libre albedrío para decidir si quieres o no seguirlo. El no entra si no queremos. No interviene (aunque puede hacerlo) si no pedimos su ayuda. Dios nos hizo libres y como tales nos respeta, aún hasta el punto que nunca querramos conocerlo, aún a costa del dolor que eso produce en su Sagrado Corazón.

Jesús prometió: “Todo lo que pidan a mi Padre en mi Nombre, Él lo concederá”.

Dale una oportunidad a Jesús, diciendo:
Padre, en el Nombre de Jesús, te pido que me des el Espíritu Santo, para que pueda creer en tu Hijo, para que pueda recibir los dones que me quieras dar.
Bienvenido, Espíritu Santo! Y a Vos, Jesús, te recibo hoy como mi Salvador y mi Señor, pongo mi vida en Tus Manos. Amén”.

Si hiciste esta oración, ten por seguro que Él la escuchó y entró en tu vida; desde ahora, conversa con Jesús todos los días de tu vida, entrégale tus preocupaciones y ya no te preocupes, ocúpate!! Y deja lo demás en Sus Manos.
Y no dejes de dar testimonio de lo que Él va a hacer en tu vida, porque tu vida cambiará a partir de hoy!


Amén!

Getsemaní

Getsemaní


Cuánto herimos, Señor, tu Corazón
Con la traición, el engaño y la mentira!
Si creyéramos de cierto en que Tu estás
Habitando nuestro templo en lo secreto
Nuestra vida sería luz entre las sombras
Y el respeto por el otro la bandera.

Nada escapa a Tus Ojos, yo lo sé,
Y conoces mi interior y cada duda.
Sabes bien del dolor en estas horas
Que atenaza mi alma. Me golpean.
Cuando supe confiar fui defraudada.
Como Vos, mi Señor, tuve mi Judas.

Gloria a Ti, Señor de los señores,
Que gobiernas cada acto de mi vida!
Por Ti sigo caminando, y llevo en alto
Ya tu Cruz, ya tu Paz, ya tu Entrega.
Incomprendida, como Tú, y tan sola,
Abandonada como Tú, y en vela.

Ofrecí lo mejor: no lo han tomado.
Amé desde el Amor: no lo quisieron.
Alenté desde Vos: no me creyeron.
Luché contra aquel mal, y en apariencia,
Él ganó. Pero en Tus Manos
Mi victoria está segura, y la reclamo.

Nada escapa a Tus Ojos, yo lo sé,
Y conoces mi interior y cada duda.
Sabes bien del dolor en estas horas
que atenaza mi alma. Me golpean.
Cuando supe confiar fui defraudada
Como Vos, mi Señor, tuve mi Judas.

Gracias te doy, Amor de mis amores.
Gracias, María, Señora de Dolores.
Mi Padre Santo, que tanto me proteges
Y Santo Espíritu que soplas sobre mí.
Trinidad y Uno, a Vos toda la gloria!
Un privilegio este Getsemaní.

Amor de los amores

Qué diremos del Amor de los amores? Que nos ama, que nos cuida, que vela por nosotros, que espera que lo miremos a los ojos...que quiere que Le creamos!
En el Sagrario nos espera, y podemos visitarlo y contarle nuestras cosas, alegrías y penas, dudas y esperanzas. Él está ahí, para nosotros, aguardándonos, siempre.
El Dulce Jesús, Nuestro Señor y Salvador, Nuestro Buen Pastor. El que todo lo sabe, El que todo lo puede, El que nos da Vida Nueva.
El que, a pesar de los pesares, es siempre Fiel. Nuestro mejor Amigo. Nuestro Hermano mayor. Nuestro Dios.
A Él sea toda la Gloria y el Honor, por los siglos de los siglos!
Amén

lunes, 30 de junio de 2008

"No todo el que diga Señor Señor entrará al Reino de los Cielos"

...dijo Nuestro Amado. Recordemos hacer todo lo que hacemos, diariamente, como si fuera para Él.
Aquel vecino que no soportamos: es Él.
Aquel compañero de trabajo: Jesús.
Ese familiar difícil: Él!
Nuestra pareja: Él.

Es maravilloso notar cómo se transforma nuestro corazón y nuestro sentir, inmediatamente, cuando vemos al otro como si del Señor mismo se tratara.
Quiera Dios bendecirnos con el recuerdo constante de este pensamiento, para lograr, con la ayuda del Espíritu Santo, un poco de Cielo a nuestro alrededor. Y así poder llevar alegría y paz a los demás!

(poco mérito es la Misa diaria con cero caridad...)

Algo especial

Nuestra Mamá, Sma. Virgen María, le dijo a una visionaria que rezando una sencilla oración podemos liberar almas del Purgatorio (diez por cada vez que la decimos de todo corazón, y preferentemente como letanía):

Jesús, María, os amo. Salvad las almas!

Jubileo de San Pablo!

Queridos hermanos, estemos atentos que hemos comenzado el Año de la Indulgencia Plenaria dispuesta por el Santo Padre Benedicto XVI en honor al Apóstol San Pablo!
Aprovechemos este regalo para nuestros queridos difuntos, o para nosotros mismos.
Recordemos que podemos acceder a esta indulgencia los días del inicio y final, y toda vez que se expida nuestra Santa Madre Iglesia al respecto.
Velemos, y oremos por las benditas almas del Purgatorio.
Paz y Bien

sábado, 14 de junio de 2008

Te creo, Señor

Cuando creí en mis percepciones, me equivoqué. Y tantas veces caí! Y allí estuviste siempre, Señor. Mi Señor. Para abrazarme, para caminar conmigo. Siempre conmigo. Tantas veces quise hacer mi voluntad, y me dejaste. Tantas veces preferí escuchar mi propia voz, y me esperaste. Esperaste que entendiera que sola no podía, Señor. Que siempre Tu Voz es la verdadera.
Nuestro Padre nos dió libre albedrío para elegir, entre otras cosas, la más importante: si creerte o no. Y nos respeta, en la decisión que elijamos. Y Jesús, yo te creo. Elegí creerte hace mucho tiempo, cuando Vos mismo me llamaste. Porque Vos mismo lo dijiste: "No son ustedes los que me eligen a Mí; soy Yo Quien los ha elegido a ustedes". Gracias, Señor. Como siempre, te amo, con el Amor que Vos mismo pusiste en mi corazón para Vos. Porque todo es Tuyo, todo te pertenece.
Por éso, hoy, una vez más, digo como Job: el Señor me lo dió, el Señor me lo quitó. Bendito el Nombre del Señor!
Porque sólo Vos sabés para qué ocurren las cosas, Señor.
Gracias.
Amén.

Gracias, Señor Jesús!

El Señor es mi Pastor! qué me puede faltar? todo esta en Vos, Señor mío. Todo lo ves. Nada escapa a Tu mirada. Sabés qué hay en nuestro corazón, antes que nosotros mismos. Sabés de nuestros miedos, de nuestras dudas, de nuestros dolores. Aunque no sepamos nada, Vos lo sabés todo.
Aunque no entendamos lo que vivimos, Vos lo entendés todo, Señor. Y nos enviás a Tu Santo Espíritu para que nos ayude a comprender. Para que nos guíe, nos ilumine, nos de consuelo y fortaleza.
Gracias, Señor, por Tu Misericordia. Gracias, Jesús, por Tu inefable Amor. Gracias por tenernos tanta paciencia, por no usar con nosotros Tu Justicia, como mereceríamos tantas veces. Gracias, Señor, por ser nuestro Amigo Fiel.
Yo te alabo en este día, te adoro, me postro ante Vos, frente a Tu Majestad, y te digo una vez más: Gracias. Porque me libraste de lazos de muerte, del engaño y la mentira, porque me salvaste de perderme, porque estás sanando mis heridas. Bendito y alabado seas, Jesús. A Vos todo el honor, la gloria y la alabanza!
Amén!

miércoles, 11 de junio de 2008

Príncipes y Princesas

En el Reino de Dios todos somos príncipes y princesas.

Y con la dignidad de hijos de Dios debemos afrontar nuestros días, con la paz de sabernos hijos del más Grande, del Todopoderoso, del Eterno...tenemos el mejor Papá que pudiéramos desear!

Un Padre bueno, amoroso, que vela por nosotros y nos lleva en la palma de Su mano.

Sufrimos? Jesús no nos prometió evitarnos los avatares de la vida.

Prometió enviarnos al Espíritu Santo consolador!

Y lucha delante nuestro, y por nosotros. Si se lo pedimos. Si lo dejamos actuar.

Si confiamos en Él sinceramente.

"He aquí que todo lo hago nuevo" (El Señor)

Bendito sea el Señor de los señores, bendito sea Jesús. Porque fue Él quien a través de estos tiempos en que tanta lucha hubo en mi vida, me preparaba para dar el testimonio más grande de lo que hizo en mí.Les comparto: mi vida no fue ni es precisamente un lecho de rosas, he sufrido penas de las grandes y pequeñas. Como todos, me dirás. Sí. Como todos. Y el Señor, Jesús, siempre estuvo allí, aunque la mayor parte de las veces no me diera cuenta.

Y también me rebelé un día, sí señor. Y qué feo. Como muchos, sí. Como muchos. Pero Jesús seguía allí, a mi lado. Esperándome. Días y noches, meses y años...esperándome. Esperándote. Esperándonos.

Nos espera, hasta que aceptemos que está ahí por nosotros, porque nos ama, porque nos regaló su Vida para que vivamos, porque quiere que Le creamos...y muchos creemos en Él. Pero a veces...qué difícil es creerLe, no?No es lo mismo creer en que Jesús existe. El enemigo también cree, lo sabe bien. Pero creer en Sus promesas...que Él todo lo hace nuevo? dónde? que Sus promesas son para mí también? y por qué, si peco a diario? Que soy libre en Él? cómo?

Y ahí aparece de nuevo el enemigo para decirnos "es mentira. No sos libre. Y tu vida está siempre igual de gris. Y sólo un santo puede salvarse y tener la vida nueva ésa que dice Él", mientras se retuerce de envidia y desesperación porque sabe que él ya está vencido. No lo escuchemos. Nunca más.

Jesús nos prometió una vida plena y abundante desde aquí. Quizás no de bienes materiales, pero sí llena de los dones del Espíritu Santo, que no tarda en venir si se lo pedimos al Padre, en el Nombre de Jesús.

Y así, cualquier carencia se borra, nada más nos hace falta. Si lo tenemos todo, teniendo el Amor de Dios en nuestro corazón.

Y tanto Amor tenemos que nos desborda, y no podemos sino darlo a otros, porque no podemos contenerlo dentro nuestro. Y todo lo hace nuevo. Nuestra vida cambia de gris a brillante.

Aunque aparentemente sigamos sufriendo los mismos contratiempos de esta contradicción que es la vida terrenal. Todo se siente diferente.

En lo secreto de nuestro corazón, Jesús nos está esperando, cada día, para que conversemos con Él, con nuestro Amigo, el que jamás nos fallará.

Este es el Día que hizo el Señor, aleluia!

Bienvenidos, hermanos en Cristo y María! La paz sea con ustedes. Que este sea un refugio donde encontrarnos cada tanto, en medio de la vorágine diaria, para compartir regalos de vida, los regalos de nuestro Papá hacia nosotros.
Que podamos caminar con nuestra Madre hacia el Señor, que nos abrigue su Manto y enjugue nuestras lágrimas, y nos lleve a su Hijo Jesús.
Que el Espíritu Santo nos colme de fortaleza y alegría, para poder ayudar a los hermanos.
Amén!