JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

lunes, 31 de mayo de 2010

Cuando somos niños...

...atravesamos una edad conocida como la de los "por qué". Por qué ésto, por qué aquello...

Cuando crecemos en la fe, ya no nos preguntamos por qué, sino "para qué".

Para qué nuestro Padre permite aquello que no nos gusta, permitiéndonos trabajar algunas virtudes olvidadas, corregir ciertos defectos, mostrándonos, quizás, que caemos en las mismas faltas...

Ya no nos preguntamos por qué, porque la razón de Sus decisiones escapa a nuestra comprensión. Y ya no se trata de "resignarse" a Su Voluntad, sino de Aceptarla, como un Sumo Bien, aunque la mayoría de las veces no entendamos. El, que ve la obra completa, sabe lo que es mejor.

Gracias, Padre, por tu Amor y tu Misericordia.

4 comentarios:

  1. ¡Hola Susana!
    Nunca me he planteado las decisiones de Dios, porque Dios nos ha dejado libres y en su libertad vivimos. Pase lo que pase,lo acepto, no pregunto, vivo ese presente contenta aunque sea un dolor el que en ese momento me toque vivir. No pregunto...solo confío.Bueno...así soy yo.
    Un abrazo grande
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sor.Cecilia! gracias una vez más por estar aquí, a mi lado. Gloria a Dios por haberle dado el don de la aceptación! A mí me cuesta bastante no cuestionar...pero quiero aprender.
    Un beso
    Susana

    ResponderEliminar
  3. HOLA SUSANA MUCHAS GRACIAS POR TUS ORACIONES PARA MI PRINCESITA,ES COMO DISE SOR CECILIA SOLO COMFIAMOS EN NUESTRO CREADOR,MUCHAS GRACIAS LA ORACION NOS UNE Y NOS FORTALESE EN FE.
    QUE DIOS TE BENDIGA.
    MIGUEL PAPA DE ANITA.PERU.

    ResponderEliminar
  4. Querido Miguel, gracias por pasar por aquí...
    Sí, así es, El es el único que tiene las certezas...y aunque no comprendamos, sabemos que tiene una razón, aunque sí que es difícil.
    Nos apoyamos con la oración, y estamos juntos.
    Oro siempre por ustedes y Anita.
    Dios los bendiga con su Amor

    ResponderEliminar

Bienvenido, gracias por acompañarme! Si quieres, puedes dejar tu pensamiento aquí. Bendiciones