JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

sábado, 12 de marzo de 2011

Horas de dolor y reflexión


Cuándo comprenderemos, Jesús, que el Padre permite estos grandes dolores para nuestra conversión...

Él permite que las fuerzas de la naturaleza se rebelen a nuestra indiferencia y nuestra soberbia, porque no vemos que esta es la casa que Él nos dio para vivir, y la estamos destruyendo, abusamos de este lugar que Dios nos ha hecho para que vivamos en este tránsito hasta la verdadera Casa en Su Presencia...y no lo vemos! Y como desde el primer día, jugamos a ser dioses, y hasta hay teorías que dicen que lo somos, y ya va rebosando la copa de la Paciencia de nuestro Padre Creador...que sólo porque María detiene Su Brazo aún no hemos sufrido la corrección necesaria!

Debemos creer que es cierto lo que María, nuestra Madre, nos dijo y nos dice: el tiempo no es nuestro, es de Dios, y esta vida es un paso a la eterna, y aquí estamos como administradores de todo lo que nuestro Padre ha puesto a nuestro servicio...pero, qué malos administradores somos!!!! contaminando, probando armas destructivas, facilitando permanentemente la tentación del final tan querido por el diablo, que lo único que quiere es que el ser humano sufra, y si es posible, se condene por seguirlo!!!!

Abramos los ojos, queridos todos: dejemos los discursos dulces un momento, calcémonos la armadura de Dios, y peleemos el buen combate. Dejemos las medias tintas, no tengamos miedo. Es hora de hablar claro. Todas estas señales nos convocan a evangelizar mucho más fuertemente. Debemos dar a conocer a Cristo, el único Redentor, el Hijo de Dios, engendrado en María siempre Virgen, por el poder del Espíritu Santo.

Quizás conozcan el libro Mi Cristo Roto, del padre Ramón Cué. Jamás he olvidado lo que allí leí: cuando Dios no puede llegar a nosotros con su mano derecha (la de Sus caricias, regalos, dones, belleza, Amor) porque estamos ciegos por todos los pecados que nos esclavizan, desclava de la Cruz la izquierda (la que permite las tragedias, dolores, enfermedades, bancarrotas...). No lo hace porque sea malo ni vengativo. Cualquier papá o mamá del mundo sabe que a veces es necesaria una corrección para su hijito, porque de otra forma crece sin guía, y crece torcido, y quizás de tan torcido hasta pierda la vida. Lo hace porque nos ama, y porque nos ama sabe lo que es mejor para nosotros, somos Sus hijitos tan queridos!!! Tiene que bajarnos del pedestal en que nos hemos puesto escuchando al diablo que nos dice que somos como Dios, y que podemos hacer y deshacer a nuestro antojo. Y no es así. Dios es nuestro Creador y Él gobierna. Y nos hemos vuelto tan sordos que ya no Lo escuchamos, porque Él siempre nos habla.

Estamos a tiempo, detengamos nuestra loca carrera y pensemos qué somos, y adónde y a quién estamos yendo.

Jesús ha orado por nosotros en Su Hora, para que no nos falte la fe en esta hora.

Pidamos sabiduría, perla preciosa, con la cual sabremos administrar Sus tesoros (nuestros dones) y busquemos afanosamente el Reino de Dios, y todo lo demás lo tendremos por añadidura. Oremos sin descanso, intercedamos por los dolores de la humanidad, estos dolores de parto. Y estemos alegres, con la Alegría del Señor resucitado.

Jesús no es una idea. No es una leyenda. No es un sustituto de otros dioses mitológicos. Jesús es el Hijo de Dios hecho Hombre, el Cordero de Dios inmolado por nuestros pecados. El único. La Verdad, el Camino y la Vida, y nadie va al Padre sino por Él. Porque será a Él a Quien veremos cuando crucemos al otro lado, y Quien nos preguntará si queremos ir con Él.

Jesús es Quien te espera, querido hermano, Quien quiere que Le creas, Quien tiene una Vida mejor para darte que todas esas patrañas materiales conque nos tienta el enemigo de nuestra salvación eterna. Es cierto que hay otra vida luego de esta. La eterna, donde seremos como Ángeles. Y es cierto que habrá quienes no participen de esa fiesta.

Se nos preguntará cuánto hemos amado. Y amar se refiere a todo, a todos los seres vivientes, la Creación.

Oremos para que todo lo que ha pasado (una corrección para el mundo entero), y lo que pueda pasar, sea para la Gloria de Dios y de muchos frutos de conversión. Que Jesús y María abracen fuertemente a todo el pueblo de Japón. Permanecemos en oración.

Señor, ten Misericordia de nosotros.
Ven, Señor Jesús!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, gracias por acompañarme! Si quieres, puedes dejar tu pensamiento aquí. Bendiciones