JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

viernes, 23 de abril de 2010

Nos caemos y nos levantamos, siempre en Él vamos!



Bendito seas Tú, Señor de los Ejércitos


Que dispones las horas
Y las cosas
Cuando todo transcurre
Bajo Tu mirada.

Bendito seas Tú, Amigo de mis días
Porque llevas ternura
Donde hay soledad.

Bendito seas Tú, Señor de mi vida
Porque serás Tú
Quien les dirá
Que los amaba
(Y ellos no lo creían).

Bendito seas Tú, Proveedor Santo
Que todo lo ves
Y sabes de mi interior.

Porque a Ti nada escapa.
Ninguna intención.
Y sabes de mis congojas
Y conoces mis sueños
Y perdonas mis faltas.

Porque nada soy
Y te debo tanto
Porque soy tan pequeña
Y nada puedo sin Ti.

Porque más me esmero
Y menos me sale
Mirar a los otros
Con Tu mirada.

Porque el alma me duele
Al saberme tan pobre
Al darte tan poco
En mis pobres hermanos.

Ya no sé qué cosa
Está dentro de mí
Que me impide verte
En el rostro del otro
Y cuando más lo intento
Menos puedo hacerlo.

Y lastimo.
Hiero.
Y juzgo. Justo yo.
Mira quién.

Y hay quienes dicen
Que lo mío es cuento
Que son sólo palabras
Que es falso lo que siento.
Pero Tú sabes.
Tú lo sabes.

Sabes que quiero pertenecerte
Para siempre.

Que busco sentirte en mi
Corazón.

Sabes cuál es la verdad
De mis sentimientos.

Lo sabes, Señor?

Tantas veces soy Pedro!
El que niega conocerte.
Aunque diga tenerte.

Tantas veces soy Pedro!
Cuando callo Tu Nombre.
Cuando fallo a los otros.

Tantas veces soy Pedro!
Pero Pedro te quería.
Como yo te quiero.
A veces no puedo medir
Cuánto te quiero.
Es tanto!

Y más te quiero y más caigo
En la tentación.

Dame un corazón santo, Señor.

Que los que me miren
Te vean.

Que los que me escuchen
Te oigan a Ti.

Que no quepa duda que
Te sigo, por mis obras.
Que a las palabras
Se las lleva el viento.

Dame valor para luchar.

Dame paz en el alma
Y vigor en las manos.

Quiero ser de tu mies.
Quiero trabajar para Ti.
Quiero pertenecerte.

Aunque todos me digan
Que no tengo vocación.
Que si la tuviera
Ya me habría consagrado.

Igual me consagro
A Ti desde hoy, Señor.

Así, sin ceremonias.
Haz conmigo lo que quieras.

2 comentarios:

  1. Mi estimada Susana:
    No lastime más su alma, bésela que allí tiene a Dios aunque digan lo que digan, bésese el alma y siga encendiendo su corazón, que la llama no se apague ni consienta que nadie con respiro se la atenue.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Que así sea! Un abrazo fuerte,
    Susana

    ResponderEliminar

Bienvenido, gracias por acompañarme! Si quieres, puedes dejar tu pensamiento aquí. Bendiciones