JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

viernes, 6 de noviembre de 2015

En esta Hora

Amigos: en esta Hora tan convulsionada desde todos los frentes, seríamos ingenuos si no viéramos la mano del Enemigo que "anda como león rugiente, buscando a quién devorar"...

Hay pecados que claman al Cielo, y están ocurriendo en casi todos los países. La Palabra de Dios no cambia, es Eterna, aunque nos guste la idea de pensar que como el mundo ha cambiado, lo escrito tendría hoy otras acepciones más de acuerdo con nuestros gustos. Debemos aprender a ver los signos de los tiempos.

Nuestra Madre nos pide el rezo del Rosario, arma eficaz, porque Ella misma ora junto a nosotros...pero cuántas vueltas damos antes de disponer nuestro corazón para complacerla!

Hay guerras en el mundo; violencia en las calles; furia en la naturaleza. Casi nada nos conmueve, ya lo vemos como algo natural, y no lo es.  Estamos molestos, impacientes, combativos, soberbios...en el tránsito, en las calles, las aulas, los trabajos, los gobiernos...Lo peor, es la violencia que anida en el propio corazón.

Unos días atrás, durante la Adoración del Santísimo Sacramento, el Señor me mostraba la raíz de mi violencia interior, que quizás sea también la tuya: OPA. Orgullo, Prepotencia, Arrogancia. Cada vez que alguien se opone a mis deseos o mis planes. Y muchas veces no lo manifiesto externamente, nadie se entera, pero mi interior se convulsiona, y me enojo. Al no saber cuál era la raíz de tanto enojo dentro mío, le pedí al Señor ese día que me la mostrara. Y lo hizo. Hoy, lucho cada minuto y le pido al Espíritu Santo me de Mansedumbre y Templanza, porque, como a todos, también me rodea la violencia cotidiana. Ya no quiero caer en las garras de aquel león rugiente, sino en los Brazos Amorosos del León de Judá, nuestro Señor Jesús, que dijo "aprendan de Mí, que soy manso y humilde de corazón".

Por eso, en este mundo en que vivimos, me propongo y los invito a que seamos artífices verdaderos de la Paz, encomendándonos a María, Nuestra Madre.

María, Reina de la Paz, ruega por nosotros!
Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, gracias por acompañarme! Si quieres, puedes dejar tu pensamiento aquí. Bendiciones