JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

domingo, 8 de abril de 2012

Jesús está Vivo!!





Ofrezcan los cristianos  
ofrendas de alabanza 
a gloria de la víctima 
propicia de la Pascua. 


Cordero sin pecado  
que a las ovejas salva  
a Dios y a los culpables  
unió con nueva Alianza. 


¡Y aleluia, aleluia, 
la Vida se levanta! 
¡Resucitó de veras  
mi Amor y mi Esperanza! 


Lucharon vida y muerte 
en singular batalla  
y muerto el que es la Vida  
triunfante se levanta. 


¿Qué has visto de camino 
María, en la mañana? 

A mi Señor glorioso, 
la tumba abandonada, 
los ángeles testigos, 
sudarios y mortaja.  



¡Y aleluia, aleluia, 
la Vida se levanta! 
¡Resucitó de veras  
mi Amor y mi Esperanza! 



Vayan a Galilea  
que allí el Señor aguarda,  
allí verán los suyos 
la gloria de la Pascua. 


Primicia de los muertos  
sabemos por Tu gracia 
que estás resucitado,  
la muerte en Ti no manda. 


Rey vencedor, apiádate  
de la miseria humana 
y da a tus fieles parte  
en tu victoria santa. 



¡Y aleluia, aleluia, 
la Vida se levanta! 
¡Resucitó de veras  
mi Amor y mi Esperanza! 


(Secuencia de Pascua, Canción)

sábado, 7 de abril de 2012

Él ha resucitado!

Mi Señor, mi Dios, Has resucitado!!
Vives, Jesús, para siempre y
desde siempre,
Sabiduría del Altísimo...


A Ti todo el Honor, el Poder,
la Alabanza y la Adoración,
Rey de Reyes,
Señor de Señores,
Dulce y Fuerte Jesús!


Estamos felices
en Tu presencia Santa,
en la Esperanza de Tu regreso...


Gracias, Señor,
por tanto Amor,
por dar la Vida por tus amigos,
por prepararnos un lugar
en la Casa del Padre.


Jesús, en Vos confiamos!
Amén


MUY FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN, QUERIDOS HERMANOS! 
Comienza otro año con Jesús resucitado. Caminemos de Su Mano, con alegría y esperanza.
Bendiciones!!

Sábado Santo

Madre Dolorosa...Madre de Dios!
Una espada ha sido clavada en Tu Inmaculado Corazón,
el dolor de ver el sufrimiento de Tu Hijo,
Jesús, a Quien viste crecer,
la Luz de Tus ojos,
la Ternura de Tus días,
Tu Hijo y Tu Señor...


Aquel que el Espíritu Santo 
engendró en Tu seno virginal,
Aquel que aceptaste con Tu Fiat amoroso,
Aquel que es Dios
y vino a redimirnos,
Ha dado Su vida por nosotros!


Nosotros, pobres pecadores, 
ciegos y sordos a los Signos de los Tiempos,
queremos poder ver, Señora y Madre nuestra,
y tener Tu mirada y la de Jesús,
para que ya nada nos sea indiferente...


Te acompañamos, Madre querida, 
en esta Tu hora más dolorosa,
y en la Esperanza de saber
que Cristo ha vencido a la muerte,
y que resucitaremos como Él
algún día!


Ampáranos, Madre. Protégenos.
Ayúdanos a reflexionar
seriamente sobre nuestras faltas.
Que podamos ver cuáles son nuestros pecados
que clavaron, y aún clavan, a Tu Hijo en la Cruz.


Qué sería de nosotros, Madre, 
si hoy mismo estuviéramos frente a Tu Hijo,
habiendo dejado esta vida?
Podríamos ir al Cielo,
o cuál sería nuestro lugar
según nuestras obras, pensamientos, 
palabras y omisiones?


Ayúdanos, Tú que eres la Inmaculada,
sin mancha ni pecado,
a que podamos ver con claridad
qué cosas debemos cambiar,
cómo podemos reparar
el mal que ocasionamos,
para que en esta Pascua
realmente también resucitemos
a la Vida Nueva 
que Dios nos ofrece.


Gracias, Santa y Dulce por siempre Virgen María
por Tu Sí,
por habernos dado a Tu Hijo Jesús.


Perdón, por tantos dolores
que Te causamos al querer hacer
las cosas a nuestra manera
y no a las de Tu Hijo.


Te abrazamos, Madre nuestra,
queremos acompañarte.
Nuestra Señora del Sagrado Corazón,
ruega por nosotros!


Amén