JESUCRISTO ES EL SEÑOR!!!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Me acompañan:

lunes, 22 de noviembre de 2010

se dieron cuenta...

...de que pueden darle de comer a los pececitos de colores que están más arriba? sólo haciendo click y van hacia allí...sólo para divertirnos un ratito.

Abrazos, paz y bien
Su

domingo, 21 de noviembre de 2010

Qué quieres Tú de mí?


A tientas voy, siguiendo Tu Voz
por caminos largos, de tanto escarpados,
subiendo y bajando, cuesta de mi vida...

Qué haré, Señor mío, si apenas Te veo,
tanta es la borrasca, tanto el ajetreo!
Te siento a mi lado, Jesús Nazareno...

Si bajo la guardia viene el tentador,
si sigo adelante, Gloria a Tí, Señor!
Tú me das respiro...

...Tú me das la sombra, me das de beber,
preparas mi cama, aquietas mi ser...
ya no he de temer.

Qué quieres, Amigo, adónde me llevas?
Cuándo podré verte, cuándo es que Tú llegas?
Rescátame pronto, Señor, cuando Quieras!

Amén.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Oh, Jesús...

...me parezco a...

...Marta, cuando por trabajar me olvido de encontrarTe en la oración

...María Magdalena, cuando me duelen mis pecados

...Zaqueo, cuando robo la honra del hermano con la malidicencia

...Judas, cuando te traiciono siguiendo teorías absurdas

...Pilatos, cuando veo que un alma se está perdiendo y no le hablo de Tí

...Pedro, cuando no doy testimonio de Tí

...Tomás, cuando necesito el resultado para creer en que Te estás ocupando de mis cosas

Enséñame a parecerme más a…

...María, para deleitarme con Tu Palabra

...La casta Susana, para tener pureza de intención

...La Verónica, para enjugar las lágrimas de mis hermanos

...Juan, para quedarme Contigo al pie de la Cruz

...Tu Madre, para guardar todas las cosas en mi corazón!


Amén!

sábado, 6 de noviembre de 2010

nos habla.........

...."Si has vivido dolores tan profundos, temores inexpresables, vivencias tan extremas, fue porque el Padre Lo ha permitido, porque Te necesita. Hay tanta necesidad de ti, hermano!..."

Porque cuando hemos pasado por las calles del dolor, o del temor, o por vivencias extremas, estamos capacitados, cuando el Señor calma la tormenta, para comprender a quienes pasan por esas situaciones; nos podemos poner en sus zapatos, recordando nuestro propia experiencia...y podemos ayudar!

Seremos los Cireneos que ayuden a llevar la cruz del hermano, esa cruz que conocemos tanto, porque alguna vez la hemos cargado.

Somos el Cireneo cuando intercedemos por el problema del otro, por su dolor, por sus miedos, por su vida toda.

Jesús, enséñanos a interceder!